sábado, 27 de diciembre de 2014

el amor



Cayó en cascadas el amor
respirando baladas.
Ardió en un patio prohibido
rodeado de lajas taciturnas.
Voló las arenas de playas,
dónde brujos y notarios
construían palacios o celdas
con las mismas palmas pulidas.
Se exilió, por algún tiempo, en
infiernos con sellos de bautista.
Merodeó los ojos de ese rostro
iluminándolo con intermitencia,
y él también creyó que era Luz.
Se acunó en las pestañas anochecidas
de la mujer que lo soñaba.
Enhebró pupilas negras como pozos
para escribir cientos de poemas.
Bebió hasta saciarse, enloquecido,
en el vórtice de la última inocencia.
Con el soplo festivo de su risa
araño el tesoro de un corazón
y prometió eternidad.
Pero no bastó…
De todos modos el ángel gris
lo hizo añicos.
Y aulló  en el amanecer
              en el crepúsculo
              en la noche
atravesado por las espadas
de la costumbre adoquinada
Y comenzó a correr por la tierra
esquivando las piedras,
los lobos,
los mendigos,
el tedio,
la tristeza,
la obsesión
la muerte.
Acaso el amor sea sólo un pájaro
o un cántico incierto, acorralado, 
que ya no quiera explicarse
y haya decidido ser luna y ceniza
en la inmutable arena del silencio.

Sue_*    ®



(Foto: Vadim Stein)

sábado, 20 de diciembre de 2014

a un poeta



Y la noche forjó voces que trabajarían para el después y para el siempre.
Y la noche ahogó el silencio, un silencio de cielo, uno como el que sólo pudo existir en el instante que antecedió a la creación.
Y la noche preguntó ¿quién me enseñará el camino?
Tal vez los pozos profundos, tal vez los confines. Tal vez la mitad de una luna. 
Tal vez los jaguares del vino.
Y la tierra calló a los grillos para que no hubiera música alguna que interrumpiera a la pluma.
Y esto sucedió de extremo a extremo, por dónde caminaba la palabra forjando un prodigio.
El desierto lo supo, la rosa también, por eso se aparearon engendrando a un poeta.


(de Agua de Poesía) ®


domingo, 14 de diciembre de 2014

ayer mismo



Mi aliento no está lejos del misterio,
acaso tenga tu luz, tus ojos, tus palabras
y ese fuego que tiene el vino de la noche
cuando puedo nombrarte ante mi Luna
buscando en Venus tu semblante .
Profeta íntimo que de pronto arrancas
la bóveda erizada, oculto cielo
donde ayer mismo
hicimos el amor.

(de Agua de Poesía)


(Foto Vadim Stein)


viernes, 12 de diciembre de 2014

sólo hombre




Sin color y sin signo ando ¿acaso no me veo?
Hombre, sólo hombre.
Me dices que me centre en los misterios,
no los encuentro sin mi alma.
Mi mar se ahogó en mi mismo
cuando creí que era libre, sin límites.
Pero tú sobreviniste
y perdí mis pies, como la luna,
arrobándome.
No me preguntes sobre éste u otro
mundo, pues los dos se me
perdieron en tu cuerpo.

© Susana Inés Nicolini
Sue_*

(de Agua de Poesía) ®

#SafeCreative



Photo by Vadim Stein 

ebria


Estaba ebria la noche;
por tu rostro estaba ebria.
Tanta inquietud
Tantas palabras
Y las llamas de las velas
Y aquel baile de algodón
Y aquellas alas
Siete veces levanté la copa
ante aquel fuego. Siete veces
se derrumbó mi casa ante la fábula
Peregrino halcón sobre mí pecho
Agua y Luz sobre mi almohada.
Estaba ebria la noche;
estaba ebria de luna y de elocuencia.
Lamento en vuelo de algún ángel
que por añorar la Tierra
exánime de amor y de lujuria
olvidó que volvería el alba.


© Susana Inés Nicolini
Sue_*
(de Agua de Poesía) ®


(Photo by Vadim Stein)

martes, 9 de diciembre de 2014

todo esto





Este canto de pájaro. Estas alas en vuelo
Estos párpados que transitan el sueño en secreto
Este pecho que sigue oliendo a tus manos
Este firme deseo que a tu boca reclama
Este arrancarme los pies y las manos
de tanto bailar en el viento
por llegar a tu voz y traerme la lumbre
de tus ojos perpetuos.
Este ansiar ser la copa para todo tu vino
Este sin final ni principio ni origen
ha de ser tuyo, en éste mundo
o en cualquier otro, porque el amor
vive siempre, más allá de lo eterno.

(de Agua de Poesía)



lunes, 1 de diciembre de 2014

sin preguntas


No me preguntes cómo estoy. Sólo mírame
muerta de locura. Bajo el manto de imágenes,
éste cuerpo no es más que fantasía,
casi viento, casi agua, casi piel.
Una brisa es una brisa y todo el aire
al mismo tiempo si la respiras.
Como una lágrima es el mar íntegro
cuando es en lo único que piensas.
Y la piel: una ínfima partícula, que en la ebriedad
del amor es más que el Universo.
No me preguntes cómo estoy
sólo bésame.

Sue_*

(de Agua de Poesía)™


(Pintura: Harold Muñoz -  Hiperrealismo - Contemporáneo)