miércoles, 21 de mayo de 2014

relojes finales



El rocío desnuda su lengua,
y va calando la noche
rendida por agua blanca
Un laúd talla en el viento
historias de pan y luz.
El hombre pasa
y lo oye,
mientras camina
(sin saberlo)
por sus relojes finales
con zapatos de entrecasa.

La vida se dobla en palomas
que cortejan los cristales
con ruido de lodo blando,
mira con largos ojos
a sus mujeres de trigo
con sus lunas y sus hijos
sus mantones y sus faldas:
ellas evocan y cantan…
Y el ya no tiene miedo
ni traje con mancuernillas
ni bridas,
ni maldiciones
sólo ese soplo fino
que eriza las azucenas
viéndolo irse desnudo
con olor a manzanilla.

©® Susana Inés Nicolini
Sue_*
#SafeCreative

(Pintura: Mariano Fortuny)

escribo




Escribo en el olvido
jade y albahaca
y olivo. Verde en mis ojos
verdes y éste otoño que
ya cae.

Sue_*

la Tierra toda





Si yo pudiera morder la Tierra toda
tal vez me tragaría tanta belleza,
como fiera iría, como loco,
por las mañanas
las grises
las soleadas
sintiendo los crujidos del querer
y sentirle el sabor,
por un momento, a la primavera
que me toque
por todas las noches que me den
para vivirlas
por todas las lluvias que me mojen
cubriendo con soles
los labios que me besen.
Pero no todo es días de sol
y cuando falta la lluvia,
se la pide, porque –en definitiva-
se la extraña,
como se extrañan las montañas
las planicies, las rocas
y las hierbas.
Entonces se nos hace el vivir
como quien vive
el cavilar como quien piensa
el sentir como quien mira
al darnos cuenta que es bello
el morir como la tarde
recordando el poniente
como lo recuerda el día,
y recordar lo bella que es
la noche que se queda
esperando la miel que la
luna vierte.

©® Susana Inés Nicolini
Sue_*

#SafeCreative

(Imagen Arte figurativo. Trabajo realizado sobre óleo de Henry Yan)



jueves, 8 de mayo de 2014

"Lola"



Acude la vela de mis genes
el mascarón de proa y un tajamar,
cuando surcas mis latidos,
y te aprendo una vez más
caracola , abrazo, amor,
¡abuela!
inextinguible en la memoria
de las células,
en mi yugular de lamento
y de consuelo;
y es el vino evocación
cuando un rasguido tensa mi espalda
en abanico,
y la danza de tus yemas
se vuelve copla y castañuelas
Entonces tu pintura es flor, otra vez,
en los jardines del recuerdo
y el puro azul malagueño
retorna con su aroma de nardos
albahaca , naranjos y tomillo
y el amarillo afelpa suavemente
los estigmas del azafrán,
en las verbenas que
otra vez bendice la luna .

©® Susana Inés Nicolini
Sue_*
‪#‎SafeCreative
(A mi abuela: María de los Dolores Navas Cuesta/ Nov.2009)

miércoles, 7 de mayo de 2014

¡A lo Lorca! "El poeta pide a su amor que le escriba", cantado por Miguel Poveda.









Amor de mis entrañas, viva muerte
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mi quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte.
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas
tigre y paloma sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena pues de palabras mi locura,
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

Maravilloso soneto de: Federico García Lorca.

(picar aquí) De mi canal en Youtube , serie "Mis Gitanos Verdes" ¡Miguel Poveda!