viernes, 12 de diciembre de 2014

ebria


Estaba ebria la noche;
por tu rostro estaba ebria.
Tanta inquietud
Tantas palabras
Y las llamas de las velas
Y aquel baile de algodón
Y aquellas alas
Siete veces levanté la copa
ante aquel fuego. Siete veces
se derrumbó mi casa ante la fábula
Peregrino halcón sobre mí pecho
Agua y Luz sobre mi almohada.
Estaba ebria la noche;
estaba ebria de luna y de elocuencia.
Lamento en vuelo de algún ángel
que por añorar la Tierra
exánime de amor y de lujuria
olvidó que volvería el alba.


© Susana Inés Nicolini
Sue_*
(de Agua de Poesía) ®


(Photo by Vadim Stein)