lunes, 22 de septiembre de 2014

vísperas

Son eternas las vísperas 
si una mujer te ama.
en adelante, siempre, buscarás su rostro
porque la has visto
en el mismo lugar donde todo es eterno.
Son tan bellos los miedos
que fugan si ella aparece,
que sientes que hasta la lluvia
te trae su cáliz, para bendecirte .
Esa mujer es obra de los vientos
de los días, del deseo
y ahora la conoces.
Te la anuncian las noches, los jazmines
las veredas mojadas
y ese haz de luna que ha sido tu poesía
tu tierra, tu bastión
la vieja piedra de tu catedral
y tu llanto solitario.
Pero han querido enseñarte,
apartando ese secreto río
cuando ella interrumpió el viaje
y convirtió tu soledad en su templo.

©® Susana Inés Nicolini
Sue_*
#SafeCreative

Obra: "Lucrecia" (1804) de Damià Campeny (Escultor Catalán)