lunes, 1 de septiembre de 2014

dos soles


Foto: ¿Acaso es ésta muerte un simple atajo de memoria,
una vasija con agua de menta
que llega para agasajarnos en el sueño?
Un dolor de luna. Una ausencia.
Ese pequeño puñal que llevas en tus besos,
esas mutuas lágrimas que transforman
en negros lagos el inmenso circulo de tu mirada.
¿Quien puede culparme por cantar 
con las alas mutiladas, como el último 
pájaro de la noche?, si mi pena ya no puede mitigarse,
como no puedo lavar la tierra de la sangre
que quiso sosegarla; si sé 
mi Dama, mi mito, mi magia, mi elegía, 
que dos soles después que tú te marches
yo tensaré el silencio para siempre,
y ni en el cuento, habrá garganta alguna
que me alabe.

©® Susana Inés Nicolini
Sue_*
#SafeCreative
Pintura: "La seducción de Merlín", pintura del prerrafaelista Edward Burne-Jones, 1874.


¿Acaso es ésta muerte un simple atajo de memoria,
una vasija con agua de menta
que llega para agasajarnos en el sueño?
Un dolor de luna. Una ausencia.
Ese pequeño puñal que llevas en tus besos,
esas mutuas lágrimas que transforman
en negros lagos el inmenso circulo de tu mirada.
¿Quien puede culparme por cantar
con las alas mutiladas, como el último
pájaro de la noche?, si mi pena ya no puede mitigarse,
como no puedo lavar la tierra de la sangre
que quiso sosegarla; si sé
mi Dama, mi mito, mi magia, mi elegía,
que dos soles después que tú te marches
yo tensaré el silencio para siempre,
y ni en el cuento, habrá garganta alguna
que me alabe.


©® Susana Inés Nicolini

Sue_*
#SafeCreative

Pintura: "La seducción de Merlín", pintura del prerrafaelista Edward Burne-Jones, 1874