domingo, 27 de julio de 2014

cuando amanezca lunes




Es imprescindible que la luz
y las sombras
descubran otro idioma
sin humo ni nostalgia,
que cuando amanezca lunes
sin asombro,
asista al prodigio de recobrar
mi alma
mientras, como siempre, mi cuerpo
esté en disidencia,
en ese ritual de días que se abalanzan
insolentes,
porque la cuerda es única
y sobre ella tambaleo.

Es imprescindible que algunas
palabras, más allá del desconcierto,
descubran otros ojos
y su camino de un solo viento.

Es imprescindible volver a respirar
con todas las mismas dudas,
con toda la piel inquisidora,
para que alguien
me conserve intacta
en su paladar.
                 Es imprescindible…


©® Susana Inés Nicolini.
Sue_*

(Fotografía Dani Ferh - Suizo, contemporáneo)