miércoles, 18 de junio de 2014

natura



Oscurece rápido en el círculo austral.
Negrura que el viento arrastra soberbio
sin matices, sin tiempo.
Espanto de luciérnagas
que caen concéntricas;
bajo un cielo entoldado
como guerreros hipan algunos destellos.
Atardece llovizna, cae el recuerdo.
Se hunde la tarde en el vientre de la noche,
como si quisiera resguardarse
del empedrado trágico.
Se cierra la luz, se arrastra el silencio
en una cadencia que intenta
maravillar al mundo.
Entonces suena el galope
restallan látigos
abandonando heridas en cualquier camino.
La ciudad llueve y llueve a cántaros
sobre los charcos desaforados
sobre esos ríos muertos
que las alcantarillas beben.
Y llueve… y gotas….y afuera…

Llueve con lágrimas sobre la ventana,
mas resbala una voz que canta en verso.
Se asoma un cristal que besa
que danza un pleno cielo,
que mece, mece y susurra tibieza
Desmesura de amor
naciendo en alimento.
©® Susana Inés Nicolini
§ue_*
#SafeCreative

(Pintura: Madre e hijo - Mary Cassatt)