miércoles, 19 de febrero de 2014

dicen



Versión propia sobre imagen de Amy Judd


Dicen que la luna se interna en la
umbrosa inmensidad
noche a noche, como una madre
para proteger a sus hijos.
Seres desprevenidos que hunden
sus cuerpos entre espasmos,
mientras el crepúsculo disuelve
su corazón de sangre.
Dicen que ellos beben de su
pecho abierto por puñales
con idéntica esperanza, uno a uno.
Dicen que el solsticio invernal
le teme a la muerte, como ellos
le temen a la intemperie, cuando
su madre reina,
y que los dioses precipitan su
rostro mineral sobre las sombras
para impedir que se enamoren,
tratando de ponerles delante
la bendición del agua mansa,
mientras los cuerpos impalpables
de pájaros sueltos
revolotean en las bocas
de los humanos, presagiando,
de todos modos, el amor.
Áureo quijote que probablemente
muera, intentando olvidar
los fantasmas de las baladas de otoño.
Alegre timonel entre naufragios,
que persigue el sabor de una sonrisa
que ha soñado,
una tarde de fina lluvia,
entre orquídeas y amapolas.
Dicen que la luna siempre triunfa,
y que como toda herencia,
el enamorado recibirá, cuando
la lucidez lo ciegue,
miles de aves de fuego,
desgranando incertidumbres
y penas
de poema en poema.

Dicen…

©® Susana Inés Nicolini
#SafeCreative